domingo, 31 de enero de 2016

Oriente Medio: Primavera y contra-primavera

Résultat de recherche d'images pour "Photos de la printemps arabe"

Más del 99% de los árabes no comprenden por qué tanta tenacidad y tanto tesón en derrocar el régimen sirio y un tano de los occidentales entre los que ignoran y los que fingen ignorar.
Tunez, Egipto, Libia y… el freno en Siria. Aquí acabo la recreación y…cuenta nueva y ensangrentada.
Ahora bien ¿Esperaban los diseñadores de la “primavera árabe” a Sissi en Egipto, a Sebsi en Tunez y a nadie sabe quién en Libia?
De ser afirmativa la respuesta ¿por qué tanta convulsión en los tres países, unos (Libia y su petróleo) más que otros (Egipto y Tunez solicitantes de ayudas y de subvenciones?
Ni siquiera se debe desplegar algún esfuerzo para responder. La pregunta está contestada en si misma.
Ahora bien, las guerras por procuración tienen, eso si, sus más y sus menos: antes de optar por besar la mano iraní que no pudo torcer, Washington convenció a, no un solo país, sino a muchos de la “amenaza potencial” del régimen de los Ayatullah para financiar su guerra secreta contra Bachar al Assad y para burlar los controles del Congreso y del Senado sin prerrogativas sobre “financiaciones extranjeras”.
Pero, a medio camino, con la intervención rusa en Siria, casi lo abandonaron, todo o casi, a excepción de las armas y de la teledirección de las oposiciones que cada vez atraen menos.
Al final, poco a poco, quizás más lentamente de lo que debía o menos veloz de lo que se esperaba la opinión pública árabe (prensa y medios de comunicación y sociedades civiles) comienzan a descubrir el carácter de una nueva “guerra fría” que tiene por escenario Siria e Irak para impedir el paso por Siria (hacia  el puerto de Tartous en el Mediterráneo) del gasoducto qatarí o del canal a través del Yemen.
Assad y el resto de los “beligerantes” locales no son, en este tablero geopolítico más que peones de muy escaza importancia estratégica y menos económica.
No obstante tampoco se puede afirmar que la llamada “Primavera árabe” no ha surtido efecto… allí tienen a un mundo árabe de rodillas, agonizando y que tiene su mano a cualquier espejismo bajo forma de ayuda mientras que Israel masacra, profana, e insulta constantemente a los palestinos y a los árabes en general, a sus lugares santos y a la inteligencia árabe.

Afortunadamente  no hay guerra que dura mil años…

Operación “Timber Sycamore”: la guerra secreta de la CIA en Siria Por: Máxime Chaix VI

Résultat de recherche d'images pour "Photos CIA"
Un artículo del New York Times, citado hoy por “France-Irak-Actualité” acaba de revelar el nombre de código de la guerra secreta multinacional de la CIA en Siria. Se trata de la operación Timber Sycamore  lo que significa “Madera de Plátano”. En 1992, los investigadores sirios, Ibrahim Nahal y Adib Rahme publicaron un estudio según el cual: “a pesar de que ma anchura de las cernes sea influenciando por los factores del medio, la madera de Plátano de Oriente puede clasificarse entre las Especies con crecimiento relativamente rápido  en relación a la haya o al roble (alcornoque)”.
(…) A raíz de la entrada en guerra de Rusia, un ex consejero del Pentágono ha confirmado en el Washington Post que el recurso a socios extranjeros implicaba “negación plausible” lo que permite cubrir las operaciones de la CIA en Siria: “Fabricados por Raytheon, los misiles TOW provienen principalmente de los almacenes del gobierno saudí, que había comprado  13’795 en el 2013 (…). Ya que los acuerdos de venta necesitaban que el comprador informe a Estados Unidos de su destino fin al, la aprobación (de EEUU) es implícita, según Shahbandar, un ex consejero del Pentágono.. Según él, no se exige ninguna decisión por la administración Obama para que este programa pueda continuar. “Tampoco se necesita una luz verde americana, bastaría una luz naranja”. “Se trata de un programa clan destino, pudiendo técnicamente ser desmentido, pero es lo propio en las guerras por procuración”. De esta forma, la doctrina de la “negación plausible” que implica a terceras partes sobre las cuales se puede echar la culpa, parece explicar el porqué del papel de la CIA y de sus aliados occidentales en esta guerra secreta es, hasta este punto,  rechazado, deformado o minimizado”.
En este articulo, agregaba que “ contrariamente al mito de la “inacción” (militar) occidental contra el régimen de Bachar el Assad, la CIA ha estado masivamente implicada en Siria, en el marco de una intervención clandestina subvencionada por presupuestos clasificados, pero asimismo extranjeros. No obstante, estas financiaciones exteriores y los miles de millones de dólares que movilizan no están supervisadas por el Congreso EEUU, esta institución  no posee el poder de ejercer su control sobre políticas o presupuestos extranjeros”.
Basándose en las declaraciones de un parlamentario estadounidense, el New York Times acaba de confirmar esta ausencia de transparencia debida al recurso a financiaciones extranjeras.

“Mientras que la administración Obama veía esta coalición como un argumento atractivo para el Congreso, algunos senadores, como el senador Ron Wyden –demócrata del Oregón- han preguntado por qué  la CIA necesitaba dinero saudí para financiar esta operación, según un ex oficial estadounidense. Wyden se ha negado a responder a nuestras preguntas, pero su equipo ha publicado una declaración exigiendo una mayor transparencia: Altos responsables han declarado que Estados Unidos están reforzando las capacidades militares operativas de la oposición anti-Assad. No obstante, los ciudadanos no han sido informados sobre las modalidades de esta política que implica a agencias estadounidenses o a socios extranjeros con los que estas instituciones cooperan”.
(Continuara)

En voz alta ¿Y la corrupción?

 Résultat de recherche d'images pour "Maroc/Corruption 2016"
Lo decíamos ayer : 88 sobre un total de 168 y un resultado de 36 sobre 100 es, no cabe duda una situación, lo menos que se pueda decir, vergonzosa para marruecos y para los marroquíes. Sin embargo es la clasificación del Índice de percepción de la corrupción de Transparency International publicado el martes pasado.
Marruecos pierde pues 8 posiciones y 3 puntos en relación a la edición del 2014.
De mal a peor. Y lo más grave es, como lo señala en la actual edición de “Maroc-Hebdo” Abdellatif Mansour “la lucha contra la corrupción, ya nadie se interesa más… ni siquiera el gobierno que se limita a fingir, justo para llenar una casilla de gobernancia, desesperadamente inmensa, sin insistir demasiado.”.
El tema ha sido recientemente exhumado durante las preguntas orales en el Parlamento, justo donde no lo debía estar.
Sin embargo, la lucha contra la corrupción figuraba como tema central en el programa electoral del PJD y su píldora más atractiva para los marroquíes en cuanto a la esperanza y a la equidad.
Ni afirma ni desmiente. Silencio fúnebre. La corrupción se ha con vertido en tema tabú… y es lo peor que le pueda su ceder a este país, como a cualquier otro. Un  silencio que institucionaliza la corrupción y da alas a los corruptos y corrompidos. En muchos países occidentales se cree que la corrupción es nuestro deporte favorito.
No obstante, lo peor, casi mortal es que la inmensa mayoría de los marroquíes, por lo menos los que entienden un poco de esta abstracta política nacional, cree que si no se ha logrado con el PJD, va a ser imposible luchar contra el flagelo.

¡Lástima! Aunque siempre queda tiempo de que se demuestre que nos equivocamos… ¡Ojala!

Ginebra III En espera del milago

Image pour le résultat associé aux actualités

Exactamente como se podía prever, el “dialogo “ínter-sirio” auspiciado por la ONU no logra arrancar a pesar de los gigantescos esfuerzos de mediador onusino De Mistura y de la, aparentemente “sincera” voluntad de los dos patrocinadores (EEUU y Rusia).
Llueves las dificultades y con ellas las surrealistas condiciones como la ultima de la “oposición” que exige, que “para comenzar las negociaciones, debe haber un cese del cero, de los bombardeos u de la liberación de los combatientes capturados por el ejército”. O sea! Un paquete de imposibles condiciones, debido, entre otras razones a su carácter unilateral. Es decir exigen que Damasco “haga un gesto” en un momento en que, en el terreno el arrollador avance de sus fuerzas armadas recupera, cada día, decenas de kilómetros.
Sin embargo, De Mistura lo había señalado claramente: “solo con buena voluntad de todos y con la disponibilidad de negociar y no de bloquear se puede llegar a algún lugar”.
Poner fin al cerco de las localidades del ejercito árabe sirio, significa dar una mayor libertad de movimiento y de acción a Daesh y además grupos terroristas. ¿Está representado Daech en este proceso negociador de Ginebra a través de la “oposición moderada”?
Sin embargo, con una mínima atención se podría observar la devaluación de las exigencias de esta oposición y de sus padrinos: de la ineludible exigencia de que se vaya Al Assad a que cese de hostigarlos.
¿Qué pasa pues?
En Siria la situación se dirige hacia el hecho consumado…militarmente y solo con un dialogo fructífera y fecundo entre las diferentes fracciones sirias, incluido el régimen se puede evitar lo inevitable. Es decir: la decisión armada…militar… caótica.

Los padrinos, unos màs que otros, todos han acabado por comprender, que maniobra màs, maniobra menos, se debe evitar que el régimen sirio “soluciones” solo la situación interna. De donde Ginebra III y de donde los esfuerzos y la postura de Estados Unidos, que según unh oficial israelí “habrá aceptado globalmente la iniciativa rusa”. Y ya se conoce lo que es y a lo que tiende esta iniciativa.

Buenos días Marruecos Centenares de saharauis que huyen de Tinduf esperan en Mauritania volver a su país: Marruecos


Para evitar la reproducción del triste guion-trampa de Gdim Izik, Marruecos ha decidido atenuar su política de acogida de los saharauis de los campamentos argelinos de Tinduf, que huyen de la miseria y de la represión por centenares, esperando desde hace meses en Mauritania.
La población de los campamentos de Tinduf comienzan a padecer cruelmente las dificultades económicas del padrino argelino. Lo corrobora, cuando menos, el vertiginosamente creciente del número de los que desafían los peligros y las amenazas huyendo de los herméticamente cerrados campamentos de Tinduf, presentándose ante el consulado de Marruecos en Nouadibou (Mauritania), confía una fuente desde Dakhla a “Yabiladi” en su actual edición. “Desean regresar a su país: Marruecos”, explica la fuente.
Los servicios de seguridad han decidido, desde el 2010 (Gdim Izik) un control màs riguroso de las demandas. “Después de un largo proceso de investigación, algunos saharauis acceden finalmente a las provincias saharauis marroquíes. En cuanto a los otros, esperan aun en Mauritania. La margen de maniobra del consulado general de Marruecos en Nouadibou es muy reducida, no superando su papel la recepción de las demandas. Pero a nivel del ministerio del Interior en Rabat los expedientes son  tratados, caso por caso », precisa el interlocutor de “Yabiladi”.
La impostura de Gdim Izik” conseja prudencia, vigilancia  y…rigor. Los oficiales marroquíes no quieren volver a tropezar en la misma piedra en un momento en que el reino cosecha victoria tras otra en el Consejo de seguridad y fuera de él.
Todo el mundo volverá a su país porque es su derecho. La patria es clemente y misericordiosa y nadie tiene derecho ni dentro ni fuera del gobierno de negarlo ante nadie. No obstante, un masivo flujo de los saharauis de los campamentos de Tinduf exige necesariamente la puesta en pie de una plataforma de acogida con, evidente, la llave. O sea: la distribución de viviendas gratuitas a cada familia que regrese a su país: Marruecos. A lo que se añade la inscripción de cada persona de màs de 18 anos en las listas de los beneficiarios de una ayuda mensual que varía entre 1000 y 16000 DH.

Durante años, Marruecos ha servido de válvula a las contradicciones que sacuden los campamentos de Tinduf, aceptando recibir a cuadros en ruptura con la cúpula del Polisario y a las familias que huyen de la miseria.

Esglobal: La crisis de los refugiados en Europa: crónica de una muerte anunciada Camino Mortera-Martínez, Simon Tilford, Ian Bond


Refugiados en las calles de Atenas, Grecia, septiembre de 2015. Louisa Gouliamaki/AFP/Getty Images
Refugiados en las calles de Atenas, Grecia, septiembre de 2015. Louisa Gouliamaki/AFP/Getty Images
Las fuerzas que empujan a los refugiados hacia la UE no van a desaparecer en un futuro próximo. Europa necesita una estrategia global a largo plazo para mejorar las condiciones políticas y de seguridad en los países vecinos. Y al margen de todo lo demás, necesita tomar medidas urgentes para acoger e integrar a los refugiados que ya están en Europa. La Comisión Europea va por buen camino y los Estados miembros deben seguir sus pasos.
La reacción de los dirigentes europeos ante la dimensión y la urgencia de la crisis de los refugiados ha sido insuficiente. Unas verjas más sólidas no han impedido que los inmigrantes en Calais interrumpan periódicamente la circulación de los trenes al Reino Unido; ni que los que están en Serbia recorran a pie las vías del ferrocarril hasta llegar a Hungría. La gente sigue subiéndose a barcas endebles frente a las costas de Turquía y de Libia. El ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, ha sugerido la posible suspensión del tratado de Schengen para permitir a los Estados miembros de la UE el restablecimiento de controles fronterizos entre unos y otros, pero eso solo serviría para dejar todavía a más refugiados atrapados en los países de primera línea como Grecia.
David Cameron, el Primer Ministro británico, ha dicho que la solución consiste en estabilizar a los países de origen e “intentar garantizar la existencia de puestos de trabajo dignos y economías más fuertes allí”. Por supuesto. Pero nadie insinúa que ese objetivo sea alcanzable a corto plazo en Siria (origen, hoy, del mayor contingente de refugiados) ni Libia (un país de tránsito enfangado en una guerra civil e incapaz de impedir el tráfico ilegal de personas). Los refugiados seguirán dirigiéndose en masa a Europa mientras persistan los conflictos y el caos que les obligan a huir.
Europa está haciendo muy poco para tratar de estabilizar no solo Siria y Libia sino Eritrea y Afganistán, de los que también proceden importantes grupos de refugiados (aunque en Afganistán se ha derramado mucha sangre y mucho dinero en los últimos años). Los esfuerzos de la UE se han centrado en apoyar el moribundo proceso de paz encabezado por la ONU en Libia y en ayudar a los vecinos de Siria a acoger a los refugiados.
En Siria, ni la Unión ni sus Estados miembros han querido obligar a las partes en conflicto a interrumpir los combates ni han creado incentivos para animarles a hacerlo. Rusia ha reforzado su apoyo al presidente sirio Bachar el Asad, hasta el punto de enviar un cierto número de tropas. La organización terrorista del Estado Islámico, pese a haber sido blanco de ataques aéreos de Estados Unidos, varios países de la UE y varios Estados del Golfo, sigue controlando un amplio territorio y atrayendo a numerosos reclutas. Uno de los escasos atisbos de esperanza es que el acuerdo nuclear con Irán podría hacer que Teherán esté más dispuesto a colaborar en la búsqueda de una solución. Pero incluso en el caso improbable de un acuerdo de paz en Siria, es dudoso que los refugiados regresen pronto a su país.
La UE es un donante importante en Afganistán, sobre todo en la ayuda a la construcción de instituciones. Ahora bien, como la Unión no interviene ni en la mejora de la seguridad ni en tratar de lograr un acuerdo político entre Kabul y los talibanes, puede hacer poco para reducir el número de personas que huyen. Eritrea, un país pobre con una situación espantosa en materia de derechos humanos, va a seguir produciendo tanto refugiados como migrantes económicos. Su Gobierno no quiere cooperar y la UE tiene pocas bazas que utilizar. Y en Libia, donde no existe un verdadero gobierno, la Unión depende de los esfuerzos de la ONU para encontrar una solución política. Aunque Naciones Unidas lograse volver a estructurar el país,  tendría que pasar cierto tiempo para que hubiera un gobierno capaz de controlar unas fronteras porosas y acabar con el contrabando de personas.
Por consiguiente, la llegada de refugiados va a continuar. ¿Qué debe hacer la UE? Europa da mucho dinero a programas que intentan mantener a los refugiados cerca de sus países de origen (y ha dedicado más de 3.900 millones de euros a ayudar a los refugiados sirios en Jordania, Líbano y Turquía, en particular). Pero los que habitan en los campamentos sufren unas condiciones de vida muy desagradables y tienen escasas esperanzas de que acepten sus solicitudes de asilo. De modo que prefieren buscar una vida mejor en Europa. La UE necesita intensificar sus esfuerzos para mejorar las condiciones en los campamentos, ayudar a los refugiados en la región y permitirles reasentarse en otros lugares. Tal vez pueda convencer a otros países de Oriente Medio a acoger a refugiados sirios (la mayoría ha aceptado a muy pocos), pero muchos seguirán queriendo venir a Europa.
Ahora, la Comisión Europea propone un plan para distribuir a 160.000 refugiados que ya están en la Unión (en mayo propuso un sistema de cuotas para 40.000 refugiados). Este sería el primer paso hacia un sistema de reasentamiento más permanente y una profunda reforma de la normativa de Dublín, el sistema que rige la gestión de las solicitudes de asilo en Europa. Según esa normativa, los solicitantes deben pedir asilo en el primer Estado miembro de la UE al que lleguen.
Los países que más se opusieron a la propuesta inicial de cuotas presentada por la Comisión fueron España y los países de Visegrado (República Checa, Hungría, Polonia y Eslovaquia). Reino Unido ha dejado claro que no va a participar, y no tiene obligación legal de hacerlo, puesto que tiene derecho a abstenerse de las medidas comunitarias relacionadas con Justicia y Asuntos de Interior (incluido el asilo). Sin embargo, aunque la Comisión pretende cuadruplicar el número de refugiados que quiere distribuir entre los Estados miembros, la opinión pública de varios Estados miembros ha ido inclinándose cada vez más a su favor durante la última semana. Algunos gobiernos están suavizando su oposición a las cuotas. Por su parte, David Cameron ha anunciado que Gran Bretaña acogerá a 20.000 refugiados de campos cercanos a Siria durante los cuatro próximos años, pero a ninguno de los que ya están en la UE. Dado que los planes de la Comisión cuentan con un firme respaldo de Alemania y Francia, es muy posible que cuenten con el apoyo suficiente entre los gobiernos para ser aprobados.
La UE tiene 500 millones de habitantes, por lo que no debería ser imposible hacer hueco a 160.000 refugiados. Pero los países que tienen un largo historial de integrar a inmigrantes y de tolerancia cultural y religiosa podrán absorber a esos refugiados con más eficacia que los que tienen menos experiencia en esta cuestión. Por eso, la Unión necesita que los Estados miembros más ricos y con mayor diversidad étnica y cultural hagan el mayor esfuerzo. Alemania ya está haciéndolo, pero Francia y Reino Unido también deben cumplir. Son países con numerosas poblaciones inmigrantes, procedentes de fuera de la UE, que además poseen la infraestructura social necesaria para integrar a un número considerable de refugiados.
Eso no quiere decir que otros países miembros, en especial los de Centroeuropa, deban rechazar a los refugiados. Ahora bien, a excepción de Polonia, son países pequeños que no pueden acoger a grandes grupos. En cualquier caso, las sociedades más ricas y más abiertas de la UE solo podrán tener la autoridad moral para tratar de convencer a los países centroeuropeos de que hagan más si ellos desempeñan el papel que les corresponde.
Además del reasentamiento y la integración, la UE debe tomar medidas para impedir que quienes buscan asilo viajen a Europa. Una política de puertas abiertas en este sentido sería irresponsable y animaría a la gente a arriesgar la vida poniéndose en manos de los traficantes. De ahí que los Estados miembros (y el Parlamento Europeo) deban acordar, en el plazo más breve posible, la elaboración de una lista común de países de origen que son seguros, para no conceder asilo a sus ciudadanos. La propuesta de la Comisión va a incluir la existencia de dicha lista, que tendría un efecto disuasorio y facilitaría los trámites de revisión de las solicitudes.
Además, un sistema de asilo eficaz debe garantizar que quienes no cumplan los requisitos para el asilo vuelvan de verdad a sus países de origen. Por eso la propuesta de la Comisión presta atención también a la necesidad de mejorar el deficiente sistema de retorno. La UE debe asegurar la aplicación de los acuerdos de readmisión firmados con los países vecinos y seguir negociando nuevos acuerdos con otros países involucrados. Asimismo, debe proporcionar más fondos y material tanto a los Estados miembros en primera línea como a los países de los que proceden y que atraviesan los refugiados. Estas medidas deben incluir ayuda al desarrollo para mejorar las condiciones de vida en los países de origen y expertos y tecnología para reforzar las fronteras más importantes.
Las personas que huyen de conflictos o de la persecución política deben contar con que sus solicitudes de asilo se atiendan en un periodo de tiempo razonable y con un trato justo y humano. La UE debe establecer centros de acogida seguros en países más próximos a los países de origen de los refugiados: de esa forma se reduciría la necesidad de levantar campos de refugiados improvisados en suelo europeo y habría menos incentivos para que los que huyen arriesguen sus vidas tratando de llegar a Europa. En Oriente Medio, el candidato más lógico sería Turquía: un puente entre Europa y Asia que ya acoge a 1,6 millones de refugiados, según el Alto Comisario de Naciones Unidas. Legalmente, la UE solo puede crear un centro en Turquía si Ankara acepta convertirse en miembro de pleno derecho de la Convención de Ginebra sobre los refugiados. En la actualidad, aunque Turquía es un país firmante, mantiene una excepción territorial que especifica que solo acepta refugiados de países europeos. A cambio de que Turquía aceptara establecer esos centros, la UE podría acelerar las negociaciones sobre la liberalización de los visados y ofrecer ayuda económica. En el norte de África, la UE debe estar lista -en cuanto exista un gobierno viable- para crear centros seguros de tramitación en Libia.
Además, la Unión Europea debe revisar el mandato de Frontex, la Agencia de Fronteras de la UE. En la actualidad, Frontex puede desplegar Equipos de Acción Rápida de Fronteras (RABIT por sus siglas en inglés) para ayudar a un Estado miembro que esté sufriendo una presión excepcional, como ocurre en estos momentos con Hungría y Reino Unido. Si la UE quiere evitar que Schengen se venga abajo, debe reforzar el control y la gestión de su frontera exterior, en vez de recurrir a acuerdos de cooperación ad hoc en casos de crisis. Una Guardia Europea de Fronteras permanente, con unas competencias y un presupuesto claros, aliviaría la carga de los Estados miembros que tienen dificultades para acoger a los refugiados y ayudaría a acabar con los traficantes de personas.
La respuesta de Europa a la crisis de los refugiados ha sido de una lentitud penosa, pero ahora la Comisión está ofreciendo unas directrices sensatas. Nada de lo que hagan las instituciones y los gobiernos de la UE a corto plazo va a detener la llegada de inmigrantes al continente. Los Estados miembros tendrán que concebir un sistema justo para tramitar las solicitudes de asilo y reasentar a los refugiados. A largo plazo, no obstante, una mayor iniciativa en política exterior y de desarrollo ayudará a que la gente tenga menos estímulos para viajar a Europa.
Puede leer la versión original en inglés aquí. Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia

sábado, 30 de enero de 2016

Siria: El “Yihad” de la CIA

Résultat de recherche d'images pour "Photos de la CIA"

La verdad es que  no me impresiona ninguna victoria de ningún bando en Siria. Una victoria a base de casi un millón entre muertos, mutilados, desplazados y refugiados es derrota. Peor aun: es la peor de las derrotas…. Para el régimen, para los casi 1200 grupos formados por la CIA y financiados por sus satélites regionales, para Estados Unidos, para la OTAN, para la Liga árabe, para el mundo y, en definitiva, para la conciencia universal.
5 años de, como escribía en los anos 60, en un  genial juego de palabras durante la época franquista el inigualable “El Codorniz” “Paz… y ciencia”: PACIENCIA.
Pierden y han perdido los que han  muerto porque era por nada… por causas ajenas… por intereses foráneos… por v alores de otros. Y el éxito en esta guerra sucia es sobre vivir… mantenerse en vida, no ser pasto de las maquinas de guerra que Estados Unidos y los “suyos”, Rusia y su protegido proporcionan generosamente a los beligerantes.
La historia de civilización nunca perdonaría, a pesar de la casi segura intervención y tergiversaciones de Estados Unidos y sus aliados y satélites, a Daesh y demás daeshis, pero tampoco perdonaría a sus creadores, sus financiadores, sus apoyadores y sus manipuladores.
Pero esta misma historia de civilización evocaría con letras de oro los que se han levantado contra este genocidio, porque no puede ni debe tener otro nombre que esto: un genocidio, protagonizado por Estados Unidos con dinero ajeno, victimas ajenas y destruiciones ajenas.
¡Qué màs da, como diría un analfabeto, si son musulmanes!
Y moros somos y preferimos ser, pero en contra de la violencia, de las amalgamas y de las maniobras dilatorias que hablan, de derechos humanos, de democracias y de libertades… manchadas de sangre ¡Qué màs da, si es, como diría aquél (…) sangre musulmana!
5 años y el equilibrio de fuerzas no hace màs que reforzarse y potenciarse. Mientras las nuevas armas en una tendencia creciente tanto en cantidad como en calidad, siguen “cosechando” vidas humanas.

Alinearse con uno de los bandos, sería peor que un crimen, un error.

Operación “Timber Sycamore”: la guerra secreta de la CIA en Siria Por: Máxime Chaix V

Résultat de recherche d'images pour "Photos de la CIA"
Un artículo del New York Times, citado hoy por “France-Irak-Actualité” acaba de revelar el nombre de código de la guerra secreta multinacional de la CIA en Siria. Se trata de la operación Timber Sycamore  lo que significa “Madera de Plátano”. En 1992, los investigadores sirios, Ibrahim Nahal y Adib Rahme publicaron un estudio según el cual: “a pesar de que ma anchura de las cernes sea influenciando por los factores del medio, la madera de Plátano de Oriente puede clasificarse entre las Especies con crecimiento relativamente rápido  en relación a la haya o al roble (alcornoque)”.
Debido a estas divergencias, las políticas sirias de los estados hostiles al régimen de Bachar al Assad fueron exageradamente analizadas bajo un ángulo multinacional. Màs exactamente, las operaciones occidentales fueron asociadas a las de los países medi orientales. No obstante, los servicios especiales de estas diversos estados han llevado a cabo, hasta ahora, acciones comunes y coordinadas, en la opacidad abisal de la clasificación.
En enero del 2012, la CIA y el M16 lanzaron operaciones clandestinas de abastecimiento en armas y municiones a los rebeldes entre Libia, Turquía y Siria, con la ayuda y financiación turcas, saudíes y qataríes (…). Luego se demostró que aquellas armas fueron entregadas “ casi exclusivamente” a fracciones terroristas, según el parlamentario británico Lord Ashdown. Según  el gran  reportero Seymoun Hersh “la implicación delM16 ha permitido a la CIA burlar la ley que clasifica su misión como operación de enlace. “ Las acciones de la Agencia en Siria ¿están màs controladas hoy? Difícil responder, pero la doctrina de la “negación plausible” tradicionalmente puesta en marcha por la CIA podría ser un elemento de respuesta.
(…) Asimismo si este modo  operatorio tiende a interferir las pistas, del papel central de la CIA en esta guerra secreta multinacional (en Siria) no se puede dudar. En octubre del 2015, The New York Time explicaba que “los misiles anti-carros Tow de fabricación americana han  aparecido en la región en el 2013 a través de un programa clandestino (de la CIA) llevado a cabo por Estados Unidos, Arabia saudita y otros aliados.  Este programa tendía/tiende a ayudar a los grupos de insurrectos “seleccionados” por la Agencia para combatir al gobierno sirio. Estas armas fueron y siguen siendo proporcionadas en el terreno por aliados de Estados Unidos, pero éstos son los que aprueban sui destino, (…) Comandantes rebeldes por poco morían de risa cuan do se les ha preguntado sobre los suministros de 500 TOW, procedentes de Arabia saudita, declarado que se trataba de un numero redícelo comparado con lo que estaba realmente disponible. En el 2013, Arabia saudita ha pedido (a EEUU) màs de 13 000 (TOW)”.

(Continuara)